RUGBY CHAMPAGNE

Revista / Radio (Jueves, de 22 a 00 por Eco Medios AM 1220)

Rugby Championship – Sudáfrica venció a los All Blacks en uno de los mejores partidos del año

Un partido de los que se ven pocas veces. Cuesta encontrar encuentros con tantos errores de los All Blacks, y también es poco común que el rival les facturé de semejante manera esas fallas. Lo hizo Sudáfrica, lastimando con tries cada vez que Nueva Zelanda se equivocaba en grande con la pelota y defendiendo, hacia el final, con uñas y dientes para aguantar el resultado. Fue 36-34 para Springboks, en un partido del que se hablará en diciembre como uno de los mejores del año, sin lugar a dudas.

Para sumarle aún más emoción al partidazo que jugaron en el Westpac Stadium de Wellington, ¡los All Blacks arrancaron 12-0! En una ráfaga se juntaron los Barrett, y Beauden asistió a Jordie para el primer try. Enseguida los que se juntaron fueron los Smith: desbordó Ben y cedió a Aaron. Un día más en la oficina para Nueva Zelanda, marcando enormes diferencias en el juego, y reflejándolas en el marcador, contra cualquiera. Pero duró poco: la primera vez que atacaron los Springboks terminó con try del wing Aphiwe Dyantyi, para el descuento. El segundo ataque de SA terminó con line para NZ, pero Jordie cometió un error garrafal jugando rápido, y de manera imprecisa, para Rieko Ioane. La pelota picó antes de llegar al 11 y Willie Le Roux se la llevó derecho al ingoal.

Unos minutos más tarde pegaron los forwards con un maul sólido, del cual se desprendió Malcom Marx para el tercer try. Un agregado fue la puntería de Handré Pollard, superior a la de Beauden, entonces cuando Ioane apoyó casi al final, empatando 3-3 en tries, todavía Sudáfrica tenía su diferencia, que fue mayor con un penal del 10 a tiempo cumplido.

La segunda mitad, cuando se imponía una remontada, rugbística al menos, de Nueva Zelanda, mantuvo la misma tesitura que el PT. De arranque nomás Cheslin Kolbe, recientemente ingresado, interceptó un pase de Anton Lienert-Brown para irse derecho al try. Los All Blacks querían imponer los ritmos y los tiempos, pero se repetían los errores en la sintonía fina, y Sudáfrica se mantenía en ventaja. Los locales amagaron a acomodarse con el segundo try del juego de Ioane, tres minutos más tarde apareció Dyantyi para devolver con la misma moneda, y enseguida fue Codie Taylor el que apoyó, con una receta parecida a la de su colega Marx en el primer tiempo, desgranando un maul para caer dentro del ingoal.

Steve Hansen movió el banco en busca de variantes: Damian McKenzie, Jack Goodhue, TJ Perenara, Ardie Savea… cuánto talento en un banco de suplentes. Si bien marcaron sus puntos, Sudáfrica pudo plantarse en defensa, aunque siempre, como se dice, parados sobre sus talones. No pudieron avanzar y atacar cuando recuperaron, ni tampoco pudieron, con el tackle, dominar al ataque. Todo esto se acrecentó con la amarilla a Le Roux, bien sacada por Nigel Owens. En los últimos 15 minutos prácticamente hubo un solo equipo intentando jugar, mientras que a base de tackles y penales aguantaba el resultado la visita.

El momento de máxima tensión fue faltando cinco cuando Nueva Zelanda metió con un maul bárbaro a Ardie Savea con pelota y todo al ingoal, marcando el try que podía ser del empate, siempre que Beauden Barrett acierte la conversión: la erró. Con los últimos instantes por jugar, solamente dos puntos marcaban la diferencia. Dos puntos que obligaban a los neocelandeses a seguir yendo, pero a su vez ponían a los sudafricanos entre la espada y la pared, puesto que cualquier penal que cometieran significaba probablemente perder el partido.

Los minutos finales fueron netamente dentro de las 22 sudafricanas, incluso un buen rato pasados los 80′. Mayormente insistieron con los forwards, poco la tiraron hacia fuera a los backs, y cuando lo hicieron, la presión defensiva provocó el knock on de McKenzie. Owens dio el pitazo final y los Springboks hicieron historia con ese 36-34 final. Enorme partido de los africanos, con 50 o 60 minutos de rugby clínico y contundente, y unos 20 finales con muchísimo tackle, esfuerzo y sacrificio para sacarlo adelante y no dejar que se les escape.

 

Nueva Zelanda 34

Tries: Jordie Barrett, Aaron Smith, Rieko Ioane x2, Codie Taylor, Ardie Savea

Conversiones: Beauden Barrett x2

 

Sudáfrica 36

Tries: Aphiwe Dyantyi x2, Willie Le Roux, Malcom Marx, Cheslin Kolbe

Conversiones: Handré Pollard x4

Penales: Handré Pollard

Amarilla: Willie Le Roux

 

Foto World Rugby