RUGBY CHAMPAGNE

Revista / Radio (Jueves, de 22 a 00 por Eco Medios AM 1220)

URBA – Choque de clubes y caras conocidas

Lanús cierra su pretemporada visitando a Rivadavia, que es conducido por ex entrenadores del Vikingo. Rugby, amistad y solidaridad se fusionarán en el fin de semana de Lobos.

 

El Vikingo cierra su pretemporada a 100 kilómetros de Lanús. Será la ciudad de Lobos y el novato club Rivadavia los anfitriones de un plantel que quiere ultimar detalles para afrontar el duro torneo de la Primera C.

Esta “mini” gira de Lanús no tendrá solo connotación de clausura de precompetencia rugbística sino que también cumplirá una acción solidaria. El club que preside Marcelo Cattaneo distribuirá útiles escolares, alimentos no perecederos y ropa al hogar AFYN (Asociación Apoyo Familia y Niño).

El plantel se alojará en el club Rivadavia el viernes por la noche y “el sábado por la mañana realizará un primer entrenamiento. Por la tarde, la Primera e Intermedia de Lanús realizarán un segundo turno que incluirá trabajo posicional y de contacto. Nuestras “Pre” A y B se medirán con Lobos, partido que presenciarán los chicos del hogar”, afirmó el entrenador Emiliano Serafini.  Luego, el domingo, el plantel se trasladará al Hogar de Niños donde realizarán una actividad recreativa.

Lanús volverá a presentar un “mix” de jugadores en cancha. Repite la fórmula expuesta en las derrotas ante San Marcos (15-12) y frente al CUQ (31 a 19). “Mito” Serafini aclaró que en Lobos habrá “el sábado a la noche una reunión de todo el plantel para cerrar la pretemporada y plantear en conjunto, cuerpo técnico y jugadores, objetivos para este 2019”.

Por la otra vereda, Bruno Quilici -encargado del  “Proyecto Rivadavia Lobos”, sorpresa en su primer año de competencia-, comentó que “comenzamos a mediados de enero con los entrenamientos. Mantengo el mismo cuerpo técnico del 2018, con Damián Brullo y Fernando Ferrari. El manager es Walter Arias y se incorporó “Beto” Ghiglione en la parte física y de gimnasio. Además, se sumó a Christian Niño Seeber para el juego de backs”.

Quilici recordó que “como primera actividad del año, hicimos un entrenamiento en conjunto con Las Cañas, el 23 de febrero, y después el 2 de marzo fuimos a la Ciudad de 9 de Julio y enfrentamos a Atlético”. Sobre la ajustada victoria por 36 a 31 ante Atlético de 9 de Julio, el entrenador de Rivadavia aclaró que “jugamos con el plantel completo, no se separó Primera e Intermedia, sino que fue un partido donde se fueron cambiando los 35 jugadores que formaron parte de la concentración. Fue un viaje de pretemporada fantástico donde se plantearon los objetivos del plantel, que se coincidió que en lo deportivo es seguir creciendo en el juego. En lo institucional es aumentar la infraestructura y cantidad de Infantiles y juveniles para conformar un club de rugby que continúe en el tiempo”.

Lanús calienta motores en Lobos. El próximo sábado 23 de marzo lo espera St. Brendan´s en el inicio del campeonato de la Primera C. Por su parte, Rivadavia Lobos enfrentará ese mismo día a Porteño en San Vicente.

Clubes amigos y cuerpos técnicos que se conocen mucho. Como siempre, el rugby será la excusa para un cruce que se comienza a delinear como un “clásico de pretemporada”.

 

Por José Luis López Núñez – Rugby Champagne.

Deja una Respuesta