RUGBY CHAMPAGNE

Revista / Radio (Jueves, de 22 a 00 por Eco Medios AM 1220)

URBA Top 12 – Nicolás Leiva, el ex gendarme que regresó a Hindú

Luego de su experiencia como joker médico en el Rangers Rugby Vicenza, equipo que milita en la Serie A del campeonato italiano, el pilar argentino retornó hoy al país para volver a jugar en Hindú, luego de cumplir con su primer contrato en el rugby profesional. Recuerdos de su infancia, su paso por el rugby italiano, la expectativa de volver a jugar en Jaguares y su pasión por vestir los colores de Torcuato, son algunos de los temas que recorrimos con Nicolás.

 

Nicolás Leiva regresó esta madrugada al país y charló ni bien bajó del avión con Rugby Champagne. Fue convocado para iniciar la pretemporada con Jaguares por Mario Ledesma en 2018 y está por recibirse de contador público; sabía que iba a regresar a su club antes de partir hacia Italia. El pilar, que desde este fin de semana estará a disposición de su querido Hindú, espera con muchas ganas poder calzarse la celeste y amarilla en alguna de las divisiones superiores, este sábado cuando enfrenten a San Luis por la 10° fecha del Top 12 de la URBA.

Su historia, la familia y su formación en el rugby local

Con 26 años (nació el 18 de enero de 1993), el oriundo de Ingeniero Adolfo Sourdeaux, partido de Malvinas Argentinas, jugó al rugby desde los 6 a los 12 años en Pucará y luego pasó a Hindú, en donde a los 19 años debutó en Primera División.

De una familia humilde y trabajadora, su papá César fue gendarme retirado tras 42 años de servicio – de quien Nico siguió sus pasos-. Su mamá Alicia es ama de casa y está por terminar el profesorado de historia y tiene dos hermanos: Ayelén, por recibirse de licenciada en comunicación, y Mariano, estudiante de ciencias económicas, igual que él.

El hooker comenzó a ser conocido en “El Elefante” tras cinco temporadas en las que esperó su oportunidad, relegado por jugadores como Mariano Viano, Pablo Henn y José Ignacio Martínez Sosa. Pero para ello debió modificar su posición en el campo de juego. Se tuvo que transformar en pilar derecho. Luego de los campeonatos conseguidos con Hindú, y por el buen rendimiento que tuvo en el año 2017, tuvo su primera convocatoria en Jaguares, a principio del 2018, pero nunca debutó en el Super Rugby.

 

– Nico, tu debut en Hindú fue un 27 de abril de 2013, visitando a Biei y con triunfo por 36 a 5. ¿Qué recordás de ese partido?

– Que llovía como loco y debuté jugando de hooker. Los pilares eran El Cumpa Herrera y Mariano de la Fuente. Mirá que tremenda primera línea eh! (risas) y además nos entrenaban los Fernández Miranda, casi nada…

– Después hubo un tiempo en que no tuviste mucha continuidad. ¿Qué sucedió?

– Pasa que estuve en la Inter ese año y ocurrió algo personal muy importante (falleció un amigo que jugaba con él, en un accidente de auto) que me tiró para abajo de la cabeza y bajé mucho el rendimiento. Jugué 4 años en la Pre B.

– ¿El 2017 fue el año de tu explosión y despegue? Hiciste siete tries en la etapa regular del torneo de la URBA y también tuviste un buen 2018 con la convocatoria para entrenar con Jaguares

– Sí, ese año fue muy lindo, se me dio todo. La experiencia con Jaguares fue impresionante. Estar al lado de esas bestias fue tremendo y traté de aprender al máximo. Lamentablemente no pude estar mucho tiempo con ellos, pero no me lo voy a olvidar nunca.

– ¿Quiénes fueron tus referentes en Don Torcuato? El mejor en tu puesto y, en general, el mejor jugador de Hindú que viste dentro de una cancha.

– En Torcuato jugar con Mariano de la Fuente, Pablo Henn y Augusto Faraone fue muy bueno. Aprendí lo más que pude de ellos y lo mejor es que me hice amigo. Para mí, Pablo Henn o “el cumpa” Herrera son grandes referentes. Dentro de una cancha, Mariano de la Fuente fue el mejor jugador que vi.

– ¿Cómo fue entrenar con Jaguares y que significó para vos esa experiencia con Mario Ledesma, Nico Fernández Miranda y Gaitán?

– Fue una experiencia inolvidable. Traté de aprender lo más posible, ya que son personas que saben muchísimo y lo mejor es que lo saben transmitir. Ojalá se dé una oportunidad de nuevo y sino bueno; ya con poder jugar de nuevo en la Primera de mi club sería tremendo.

– ¿Fuiste gendarme y trabajaste en el Ministerio de Seguridad de la Nación? Tu idea es dedicarte al rugby o seguirás practicándolo de manera amateur.

– Sí, fui gendarme durante cinco años, seguí los pasos de mi papá, y ahora no tengo trabajo todavía. Me gustaría dedicarme al rugby, si me da el cuerpo. Es hermoso poder vivir de este deporte, que es lo que amo.

– Trabajaste acá en temas de seguridad. ¿Cómo viste a Italia en ese aspecto? ¿Somos parecidos? ¿Se vive de otra forma?

– Italia es un país muy similar en sus costumbres a nosotros, pero están mucho más avanzados en lo que respecta a la educación, la cultura y la seguridad de la población. Igual, Vicenza, a donde fui, es muy tranquilo.

– ¿Cómo surgió y cómo tomaste la decisión de jugar al rugby profesional en Italia?

– Tomé la decisión de ir para poder entrenarme al máximo, ya que acá con el trabajo no podía hacerlo.

– ¿Había argentinos en tu equipo? ¿Te relacionaste con alguno de otro club en Italia? ¿Cómo notaste la diferencia de nivel al que estabas acostumbrado con Hindú?

– En Vicenza Rangers no había argentinos. Sí me relacioné con Gustavo, un gordo de Belgrano que juega en Colorno de Italia, un genio…El nivel de Hindú es muy superior que el del club donde estuve. Me llamaron al verme de dos clubes, uno de Francia y otro de Italia, pero decidí regresar a mi querido Hindú.

– ¿Tenés intenciones de volver al sistema si te convocan o tu idea es quedarte a jugar acá sólo en Hindú?

– Mi expectativa es poder volver a jugar en la Primera de mi club ante todo. Tengo tremendas ansias de poder entrar a esa cancha con la celeste y amarilla. Es lo que estoy esperando desde que salí de Italia.

– Ver a tanta gente de Hindú en los distintos seleccionados, jugadores y entrenadores, ¿qué representa para vos?

– Significa que hace años que en el club estamos haciendo bien las cosas.

– Entrenaste con Jaguares y compartiste un tiempo con los chicos. ¿Los seguiste desde afuera? ¿Qué pensás de este momento? Y contame si se nota el crecimiento del equipo.

– Sí, siempre sigo a los chicos en Jaguares y es increíble lo que están logrando. Estoy muy contento por ellos porque tuve la suerte y el honor de vivirla desde adentro, y lo que laburan es impresionante. Así que muy contento por su presente. Además, es genial ver a los chicos en los seleccionados.

– ¿Tenés un anhelo o un sueño para tu carrera en el rugby? ¿Cuáles son tus objetivos?

– Como anhelo. me encantaría jugar de nuevo en algún seleccionado y también poder recibirme de contador que es lo que estoy estudiando. La verdad, con el laburo y el club se me dificultaba muchísimo poder terminar la carrera, pero ahora que tengo más tiempo libre, le voy a meter candela así termino.

LA EXPERIENCIA ITALIANA

– ¿Cómo fue tu experiencia en Italia y cómo te recibió el club? ¿Cómo es el Rangers?

– Fue una linda experiencia, me trataron diez puntos. Es una institución integrada por buenas personas que estuvieron bien predispuestas desde que arribé a Vicenza. Cuando llegué, estábamos peleando el descenso, pero, por suerte, el equipo mantuvo la categoría, así que me vuelvo muy contento.

– ¿Por qué no te quedaste en el club o no apostaste a buscar algo por allí una vez vencido el contrato?

– El contrato era solo por noventa días. Me llegaron como te dije otras ofertas, de Francia e Italia, pero decidí regresar a la Argentina porque quiero jugar en Hindú.

– ¿Cuántos partidos jugaste en Rangers? ¿Cómo es el torneo italiano?

– Disputé ocho encuentros. Es un campeonato difícil de entender (se ríe). Se divide en tres zonas a lo largo del país. Los anteúltimos de esos grupos juegan un triangular para buscar mantenerse en la máxima categoría. El que más puntos consigue, logra el propósito.

Lo dejamos descansar, llegó hace un rato al país y aún no se terminó de acostumbrar al horario, pero se prestó muy amable a la nota. Nico Leiva ya está listo para unirse al elenco que dirigen Francisco Fernández Miranda, Juan Ignacio Gauthier y Lucas Ostiglia. Sin dudas, será un refuerzo importante para un plantel que vive una etapa de renovación. El último finalista del Top 12 se ubica tercero en la tabla de posiciones con 27 unidades, a un punto de Pucará y a nueve del único puntero, SIC.

Nico Leiva, el ex gendarme, está de regreso en su casa. Sabe que su familia y su club lo esperaban con ansias; las mismas que tiene él de calzarse la celeste y amarilla; y que ahora, más allá de extrañar Vicenza, intentará volver a brindarle toda su experiencia a esa primera línea de su querido Hindú Club.

 

Por Lucas Antúnez y Jorge Ciccodicola – Rugby Champagne.

Fotos: Fede Lemos (Rugby Champagne y Torcua Photo) y gentileza Rangers Rugby Vicenza.

Deja una Respuesta